Cómo hacer tu pienso más seguro y nutritivo

No cabe la menor duda de que una dieta natural basada en ingredientes frescos aporta un nivel nutritivo a tu perro que ningún pienso puede igualar. Hay muchísimas razones para elegir la dieta BARF o una dieta natural ligeramente cocinada casera, pero hay algunas situaciones que pueden hacer inevitable que tu perro coma sólo alimentación seca. Es el caso de los perros mayores procedentes de protectoras y que llevan toda la vida comiendo alimentación seca, o perros con carácter de gato, muy de costumbres que se niegan a comer otra cosa que no sea pienso. Si tu amigo forma parte de estos testarudos, te damos algunos consejos para hacer el pienso de tu perro más nutritivo, más seguro y evitar carencias alimenticias. 


1- Haz rotaciones entre diferentes marcas de piensos de calidad.

  Al variar entre diferentes marcas de piensos, evitamos el exceso y las carencias de determinados nutrientes. Los fabricantes de comida para perros suelen utilizar la misma mezcla de vitaminas y minerales en todas sus variedades, por lo que variar de marca y no sólo de la fuente principal de proteína es muy recomendable. Si haces rotaciones desde el principio tu perro tendrá un sistema digestivo y una flora mucho más fuerte. 

* Recuerda que es aconsejable cambiar de un pienso a otro de forma gradual, mezclando los primeros días de la transición las dos variedades de pienso. 

2- Elige piensos libres de conservantes artificiales, colorantes, maíz, trigo o soja.

  La soja y el trigo son en general transgénicos, y a no ser que el alimento para perros tenga el sello de GMO Free, o libre de ingredientes genéticamente modificados, estará fabricado con este tipo de cereales transgénicos.

  Por otro lado el trigo es altísimo en gluten. Estos ingredientes contribuyen a la aparición de alergias, todo tipo de procesos inflamatorios e incluso el cáncer.  

3- Lee las etiquetas y evita los conservantes: BHA, BHT o etoxiquina. 

Hay estudios que demuestran que el BHT y el BHA son cancerígenos, y la etoxiquina por otro lado es un conservante usado también como pesticida que daña el tejido del riñón de los animales. 

4- Añade probióticos a la dieta de tu perro. 

  Uno de los principales nutrientes que se pierde con el procesado de los piensos para mascotas y que son de los más importantes para la salud, son los probióticos. Las altísimas temperaturas de cocinado de los ingredientes matan todas las bacterias, tanto las buenas como las malas. Esto puede conducir a tu perro a tener problemas de salud debido a que su flora bacteriana será muy débil y no estará equilibrada. Una carencia de bacterias buenas en el intestino puede deprimir el sistema inmune del perro y dificultar los procesos digestivos, siendo más vulnerable a bacterias malas como la Helicobacter y a las infecciones en general. 

 A parte de probióticos de cultivo en píldoras o sobres, también puedes optar por Kéfir, yoghurt natural o tripa verde.  

5- Añade enzimas digestivas a la comida de tu perro.  

  Otro de los nutrientes ausentes en la alimentación seca comercial son las enzimas digestivas; estas están únicamente presentes en los alimentos frescos y promueven la digestión, anticipándose a la saliva y a las enzimas pancreáticas.

  Los carnívoros carecen de la enzima digestiva llamada celulasa, que permite a los animales herbívoros y omnívoros romper las paredes de celulosa de los vegetales para asimilar así sus nutrientes. Esto explica que cuando le damos a nuestro perro una zanahoria entera, veamos los trozos enteros en las heces. Para que un perro o gato asimile los nutrientes de las verduras y las frutas, estas tienen que ir crudas pero muy trituradas para romper estos enlaces de celulosa. 

  Las enzimas digestivas se pueden añadir al pienso en formato de polvos o granulado, y facilitarán el proceso digestivo a tu perro. 

6- Añade alimentos naturales ricos en vitaminas.

  Aunque muchos fabricantes de piensos para perros dicen que no es necesario añadir vitaminas o suplementar su alimento, el caso es que la calidad de las vitaminas de un pienso nunca es comparable a la de los alimentos reales; de hecho un exceso de vitaminas sintéticas puede colapsar a la larga a los receptores celulares y que estos empiecen a funcionar incorrectamente. Un exceso de vitaminas sintéticas puede llegar a ser tóxico.

Las vitaminas de origen natural son mucho más complejas y se asimilan con facilidad. Añadiendo fruta o verduras muy trituradas en pequeñas cantidades, podemos cubrir la necesidad de vitaminas reales y la de enzimas digestivas.    

Algunos expertos en alimentación natural para perros como el doctor Ian Billinghurst también nos recomiendan suplementar con súper-alimentos como el Kelp que es una gran fuente de yodo y que cubre trazas de otros 60 minerales, 21 aminoácidos y fitonutrientes muy beneficiosos para el buen funcionamiento del organismo del animal. 

7- Añade Ácidos Grasos Omega 3

  La mayoría de los piensos para perros y gatos carecen de ácidos grasos saludables, ya que son muy difíciles de conservar y se pierden con el calor del procesado y por su exposición a la luz y al aire. La carencia de Omega 3 es algo bastante generalizado en la alimentación comercial para mascotas, y puede traer consecuencias graves como todo tipo de procesos inflamatorios, deterioro prematuro de la vista, del oído, etc.  

  Complementa el pienso de tu perro con un buen aceite de pescado justo antes de la toma . Ten en cuenta que los aceites de pescado se ponen rancios muy rápido, por lo que debes darle la ración justa de pienso que se vaya a comer para evitar dejarlo al aire libre mucho tiempo. 

Sigue las cantidades recomendadas por el fabricante en relación al peso de tu perro, y si ves que se le ablandaran las cacas baja la dosis un poquito para ir subiendo gradualmente en varias semanas. En muy poco tiempo con el aceite de pescado notarás el pelo de tu perro muy brillante y lustroso, lo que es reflejo de una buena salud. 

  Por desgracia todavía mucha gente cree que el pienso es un alimento completo y balanceado, y es lo único que les da a sus perros y gatos. Añadir estos nutrientes al alimento de tu mascota puede mejorar muchísimo su calidad de vida, y evitar muchos problemas de salud a la larga. Además verás un incremento en su energía y una gran calidad en su pelaje.

Fuente:      Jodie Gruenstern  «DogsNaturally»

                   Dr. Ian Billinghurst   

Alimento seco archivos | Piensos Laguna

Valora el producto

Deja un comentario